Tips Para Hacer Mejores Bluffs

Sin el bluff, el póker no sería póker; es la mejor herramienta para confundir a tu oponente. El sentimiento que te da cuando ganas un pot que le correspondía a tu oponente es increíble.

Aquí te daremos consejos de cómo hacer bluffs correctamente.

Que tan seguido deberías de hacer bluffs?:

Si le preguntas a un principiante o a alguien que no entiende muy bien los aspectos fundamentales de Texas Hold ‘Em, seguramente te dirá que la clave para ganar es poder hacer bluffs. Esto no es cierto. Es posible ganar juegos sin hacer ni un solo bluff, aunque no es recomendado ya que no estarías usando una herramienta que tienes a tu disposición.

Tu meta al jugar póker debe de ser ganar dinero. Si nunca haces bluffs, todavía puedes ganar dinero. Si estas sentado en una mesa de 6 personas, cada jugador tiene la misma probabilidad de que le lleguen cartas buenas y cartas malas. Cada jugador, en base a matemática simple, debería de tener la mejor mano una vez de cada seis veces. A largo plazo, nadie perdería.

Sin embargo, si un jugador puede ganar más dinero sin tener la mejor mano, a largo plazo ganara más que sus oponentes. El jugador tiene que jugar su mano de la mejor manera posible.

Hay que tener en mente que los jugadores que hacen malos bluffs tienden a perder a largo plazo.

Los jugadores experimentados escogen los momentos perfectos para hacer bluffs y se toman pots pequeños que le pertenecían a alguien más. No es fácil para un principiante escoger el momento indicado, esto se aprende con experiencia.

Las ventajas de hacer bluffs en el poker:

Mientras más juegas, más entiendes cuando puedes hacer bluffs. Hay muchas ventajas de hacer bluffs aparte de ganar pots.

Si haces bluffs muy seguido, tendrás una imagen suelta. Esto hará que tus oponentes intenten agarrarte con una mano, y como resultado, jugaran malas cartas en este intento. Cuando tengas una buena mano, podrás sacarle provecho a tu imagen ya que nadie creerá que tienes la mejor mano.

El bluff también enoja a tus oponentes. Si le enseñas a tu oponente tus cartas después de ganar un pot con un bluff, tu oponente tratara de vengarse y cometerá errores. No hagas esto muy seguido, podría tener consecuencias negativas.

Consejos para hacer bluffs:

Cuando deberías de hacer un bluff? La respuesta probablemente no es la que esperas…

El bluff se debe hacer cuando creas que tu oponente botara sus cartas. Si tu oponente está convencido de que su mano es la mejor, ninguna cantidad de dinero hará que bote sus cartas. Con práctica empezaras a entender los momentos indicados y hay libros que te podrían ayudar mucho también.

Ten en mente que no hay reglas escritas al respecto porque cada mano es diferente. Solo trata de identificar la situación correcta en base a la manera de jugar de tus oponentes.

Situaciones indicadas para hacer bluffs

Si estas en la última posición, es más fácil hacer bluffs. Si los oponentes antes de ti no hicieron apuestas, podría ser señal de debilidad.

Si subiste antes del flop y no te salió nada en el flop, todavía puedes ganar. Una apuesta de continuación es poderosa. Tu oponente probablemente botara sus cartas si no tiene nada.

Si tu oponente tiene pocas fichas, difícilmente pagaran una apuesta a menos que tengan algo.

Si tienes un proyecto de color o escalera, puedes hacer un semi-bluff. Es decir, haces una apuesta sin tener una mano sólida y esperas que tu oponente bote sus cartas, pero si no las bota, todavía existe la posibilidad de ganar si tu proyecto es exitoso.

Con esto deberías de saber lo suficiente para hacer bluffs de manera efectiva.

Leave a Reply

Your e-mail address will not be published. Required fields are marked *