Como Jugar En La Mesa Final de un Torneo de Póker

Si terminas en la mesa final de un torneo, hay varias estrategias que puedes utilizar dependiendo de lo que quieras lograr en el torneo. Puedes evitar confrontaciones o puedes ser agresivo.

Digamos que tienes una cantidad promedio de fichas y estas contento con quedar entre los finalistas que ganan un premio. Solo quieres avanzar a cuarto o quinto lugar pero no quieres arriesgar mucho. En este caso, lo que debes hacer es evitar confrontaciones y evitar la acción en la mesa.

Es más fácil jugar cerrado en la mesa final por un par de razones. Para empezar, casi todos los jugadores están orgullosos y satisfechos de haber llegado a la mesa final. Estos jugadores pueden ser del tipo que juegan menos manos hasta que clasifican para ganar dinero. Una vez que llegan a este punto, hay menos tensión y presión, así que empiezan a jugar más manos y a tomar más riesgos. Usualmente, uno o dos jugadores son eliminados en las primeras manos. Si quieres subir de ranking, espera un par de manos para que estos jugadores sean eliminados.

Claro, no tomes este consejo demasiado a pecho. Cuando los blinds están altos y tienes pocas fichas, tienes que arriesgarte, no puedes botar tu mano cada vez que estas en el la ciega mayor. Si esperas demasiado tiempo, los blinds acabaran con tus fichas y terminaras siendo eliminado. Juega tu juego, pero juega estratégicamente. Deja que un par de jugadores caigan primero.

Supongamos que quieres quedar en primer lugar. Si tienes una cantidad de fichas adecuada, debes tomar riesgos.

Tienes que ser agresivo si quieres ganar el premio mayor. Las cartas buenas no salen muy a menudo, pero esto no significa que debas esperar a que los blinds acaben contigo. Lo primero que debes de hacer es identificar a jugadores que no están enfocados en quedar en primer lugar. Estos jugadores solo quieren subir de rango y evitar confrontaciones. Por esta razón puedes robarle sus blinds agresivamente ya que no intentaran defenderse. Si tienen una mano fuerte, te lo harán saber rápidamente.

La clave es tener posición y poder sobre tus oponentes. Si tienes una ventaja de fichas relativa a los blinds, puedes arremeter contra tus oponentes desde una posición lejos de los blinds con un rango extenso de manos, sean par o no. Estos jugadores son muy tímidos, y aunque te paguen, todavía tendrás una ventaja superior. Si tienen pocas fichas, es mejor aún todavía porque no podrán quitarte muchas de las tuyas.

Los riesgos bien tomados pueden ser premiados, especialmente en torneos. Una de las estadísticas más interesantes de las que no se habla mucho es la posibilidad de vencer A-K con manos como 5-6 o 9-10 del mismo. Estas manos pueden ganarle a A-K 40% de las veces. Recuerda esto cuando tu A-K pierda contra una de estas manos. Si tienes pocas fichas, estas manos conectadas pueden ponerle presión a tu oponente en la circunstancia indicada.

Recuerda: Si quieres quedar en primer lugar, se agresivo. Si no, espera a que otros jugadores sean eliminados para quedar en una mejor posición.

Leave a Reply

Your e-mail address will not be published. Required fields are marked *